Otra Vez, Cifuentes Asfixia la EMT

El Consorcio Regional de Transportes (CRTM), organismo dependiente de la Comunidad de Madrid, y por ende de las decisiones del PP (con Cristina Cifuentes a la cabeza), ha decidido mantener los recortes de servicio en el Transporte Público de superficie que impuso en Madrid capital, así como la supresión de líneas en domingos y festivos, aunque el compromiso de este partido fue que, cuando aumentase la demanda, se revertiría la situación.

El aumento de viajeros ha sido de un 6%, pero la oferta solo lo hace en un 0,8% y eso a pesar de que los vecinos y vecinas vienen reclamando sistemáticamente más dotación en las líneas, modificar las mismas (ya que las necesidades de los barrios han cambiado) y dar servicio a zonas que están desatendidas.

Una vez más, la ciudadanía sufre las consecuencias del juego político y utiliza nuestras necesidades, respecto a la movilidad, como moneda de cambio: asfixiar a EMT, supone desprestigiar la imagen del Ayuntamiento de Madrid, por quien está gestionada, en cambio aumenta en mayor medida el Metro así como los operadores de transporte privados (Metro ligero y autobuses periféricos) ya que dependen directamente de la CAM.

Y en medio estamos las personas, a quienes afecta directamente y que no tenemos otros medios para acudir a nuestro trabajo, centro de estudios o salud, etcétera, pero para la ambición de Cifuentes nuestras necesidades no son lo importante, ya que su objetivo es aniquilar un adversario para subir puntos en su ranking político, convirtiéndonos en meros daños colaterales.

Se ampararon en la crisis para fulminar nuestros servicios públicos por la vía de la imposición, y pretenden que sigamos siendo quienes paguemos la mala gestión que tanto tiempo llevan haciendo con el dinero de todos y todas.

¡Ya está bien de tomarnos el pelo mintiendo descaradamente y asegurando que su único fin es gobernar para el bien común!

Reivindicamos un Transporte Público asequible y de calidad y desde Madrid en Transporte Público seguiremos luchando por ello, como lo estamos haciendo por el Abono Social.

Anuncios

Enorme victoria para la consecución de un Abono Social de Transportes en Madrid

si-abono-socialEsta tarde, con el voto favorable de Podemos, PSOE y Ciudadanos, ha salido adelante la Proposición No de Ley promovida por Madrid en Transporte Público  para poner en marcha en 2017 el Abono Social en la Comunidad de Madrid. Es una victoria incuestionable para que las personas desempleadas, con pocos recursos y en riesgo de exclusión social, no vean mermado su acceso al transporte público por motivos económicos. Una victoria que es el resultado de la lucha que la plataforma Madrid en Transporte Público inició hace ya tres años para lograr un mejor y más accesible transporte público.

La Asamblea de Madrid, esta tarde, con los votos favorables de Podemos, PSOE y Ciudadanos, ha conseguido doblegar la resistencia del Partido Popular de Cristina Cifuentes para que haya un Abono Social en Madrid y que la Proposición No de Ley promovida por Madrid en Transporte Publico vea finalmente la luz. A partir de ahora deberá constituirse una mesa técnica conformada por “miembros de los partidos políticos representados en la Asamblea de Madrid para acordar los criterios económicos (costes y financiación) y sociales” para que, en el plazo máximo de dos meses, presenten una propuesta de “un Abono Social de transporte a precio reducido, dirigido a personas desempleadas o con escasos recursos, y el establecimiento de un Abono Social de transporte gratuito para las personas pertenecientes a sectores de la población en riesgo de exclusión social y en situación de pobreza extrema”, con el objeto de que en 2017 las personas desempleadas de larga duración cuenten con un Abono Social, y que a lo largo del año se establezcan los requisitos para el resto de personas con derecho al mismo.

Es, sin duda, una gran victoria que nos acerca más a la realidad de que, por fin, Madrid cuente con lo que tantas ciudades europeas (París, Londres, Bruselas…) y más de 20 ciudades españolas ya disponen. Un logro que no habría sido posible sin el intenso trabajo desempeñado por las personas y organizaciones que hace tres años crearon Madrid en Transporte Público. Tres años repletos de acciones, asambleas, concentraciones, cartas, reuniones y convocatorias con un solo objetivo: el de conseguir que las personas más afectadas y desfavorecidas por la crisis y el reparto desigual de la riqueza no vean mermada su capacidad de acceso al transporte público, necesario en una comunidad como la de Madrid. El Abono Social ha sido una de las demandas principales de la nueva política de transportes que reclamábamos para que en Madrid hubiera un transporte público mejor.

Desde Madrid en Transporte Público queremos mostrar nuestra enorme satisfacción por haber llegado a este punto del camino, y queremos compartirla con todas las personas y organizaciones que en todo este tiempo nos han mostrado su apoyo, caminando y peleando a nuestro lado.

Se abre un escenario favorable: en los próximos dos meses la mesa técnica tendrá que tener unas primeras conclusiones, por lo que será necesario que el amplio apoyo social demostrado en estos tres años se haga aún más visible y permita que el Abono Social no quede sepultado en oscuras negociaciones, escrituras ambiguas o entramados jurídicos. Ahora más que nunca, es el momento de que la población madrileña exijamos lo que consideramos un derecho fundamental. Porque no queremos que la estafa del supuesto Abono Social “vendido” por Cristina Cifuentes en la campaña electoral de las últimas elecciones autonómicas se vuelva a repetir.

Llegados hasta aquí, no podemos dar marcha atrás. Si hace un año conseguimos el Abono Joven, y la ampliación hasta los 7 años de edad la gratuidad del transporte, ahora podemos lograr un Abono Social. Por eso, desde Madrid en Transporte Público iniciaremos las movilizaciones y convocatorias necesarias para mantener la presión y canalizar esta demanda popular. Solo así conseguiremos que, antes de que termine el año, tengamos un Abono Social útil y real.

Agradacemos a Podemos, PSOE y Ciudadanos de la Comunidad de Madrid la voluntad al diálogo, al consenso y la disposición para sacar en marcha el Abono Social.

Por un trabajo digno #HuelgaMetroMadrid

Los días 21, 22 y 23 de mayo comienza la primera tanda de paros de dos horas y media en diferentes horarios. Los distintos sindicatos han afirmado que empiezan muy suave unas movilizaciones que continuarán en el mes de Junio siendo cada vez más contundentes.

La empresa y los políticos del PP que gobiernan la Comunidad gracias al apoyo de C’s, han desatado una campaña de desprestigio en su prensa, viniendo a decir lo ya conocido de que los trabajadores son unos privilegiados y que piden 14 días más de vacaciones, que tienen 74 días de vacaciones, que tienen 7 días de libre elección y que su jornada laboral es de siete horas y quince minutos… Todo mentira sobre mentira que los medios a su servicio repiten sin rubor, para “criminalizar” la lucha de los trabajadores.

Las condiciones de trabajo de los trabajadores de Metro están en el convenio colectivo y por tanto las puede comprobar cualquiera que se interese por las mismas. Tienen 30 días de vacaciones. Trabajan las fiestas, todas las fiestas, las 15 que hay al año, en compensación tienen un Periodo Agrupado de Fiestas que dan en invierno (febrero, noviembre…) ese es ¡el privilegio!, envenenado privilegio. La jornada de trabajo es anual 1642,5 h, divididas en jornadas de 8 ó 7,5h diarias dependiendo de la categoría, a menos horario diario más jornadas de trabajo anuales…

Estan reivindicando creación de empleo, empleo con derechos, sí, los derechos que se mantienen gracias a la lucha obrera, única manera de conseguir y mantener las mejoras laborales, aquí y en cualquier otro lugar. Los trabajadores no van a permitir que la empresa y los políticos se salgan con sus pretensiones: precarizar y privatizar. Exigen la internalización de los trabajos entregados a las contratas privadas (más de doscientos millones en 2015) con la consiguiente creación de empleo, así mismo, afirman que van a ser firmes en la defensa de estas reivindicaciones, así como en la exigencia de que abonen lo que  adeudan del convenio 2011 y 2012 ya que estaba firmada una subida salarial en el convenio colectivo y aún no la han abonado.

A pesar de que los paros sólo son de dos horas y media, la empresa y políticos, han aumentado la tabla de trenes para los días solicitados de huelga y además “han decretado” pues son juez y parte, unos servicios mínimos del 80%. Por tanto se boicotea desde la administración su derecho a huelga. Un derecho fundamental según la Constitución.

En Junio, afirman los sindicatos, “apretaremos más, mucho más, las huelgas serán mayores y más contundentes, no nos vamos a arrugar ante quienes nos difaman y roban”. En Metro hay más de cien directivos que tienen un salario superior al del Presidente del Gobierno, en la Comunidad de Madrid ocurre otro tanto…

Estamos trabajando

Por la necesidad de un #AbonoSocial de Transporte

Cartel Viernes 15AL CONSORCIO REGIONAL DE TRANSPORTES Y A LA CONSEJERÍA DE TRANSPORTES, VIVIENDA E INFRAESTRUCTURAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID

Madrid en Transporte Público somos una plataforma ciudadana compuesta por colectivos sociales, sindicales, vecinales, ecologistas, políticosy personas a título individual unidos con el fin de defender un transporte público colectivo de calidad, que atienda a criterios de sostenibilidad ambiental, de justicia social y equilibrado financieramente. Por este motivo defendemos el derecho a la movilidad de todas las personas, especialmente de aquellas desempleadas, sin prestación social o con recursos económicos escasos.

Desde nuestra constitución hemos defendido la necesidad de un nuevo título de transporte, un Abono Social, para todos los colectivos que carecen de empleo y de prestación social o tienen empleos precarios, sobre todo después de las espectaculares subidas de tarifa que se han producido en los últimos años. De cara a las elecciones municipales y autonómicas llevamos esta reivindicación a los partidos políticos que la acogieron favorablemente.

Cristina Cifuentes, elegida presidenta de la Comunidad de Madrid, prometió incorporar un abono social a los títulos de transporte ya existentes para los desempleados de larga duración, que se pone en marcha el 15 de noviembre de 2015.

Hoy, 5 meses después de aquello, nos vemos obligados a denunciar la irrelevancia de la medida, que ha resultado totalmente electoralista y falsa. En el momento de iniciarse el Servicio Estatal Público de Empleo consideraba desempleados de larga duración 395.400 personas. Sin embargo, el Abono Social de Cifuentes se ha reducido a las personas acogidas al “Programa Activación para el Empleo” que en noviembre de 2015 se reducía a un colectivo de 4.132 personas, debido a los exigentes requisitos que se reclaman para acogerse a este programa y cuya duración se reduce a 6 meses. En la actualidad, solamente “disfrutan” de este abono social ¡¡unas 600 personas!! Cuando desde el gobierno de la Comunidad estimaban en 10.000 el número de beneficiarios, con un coste de 660.000 euros.

No hay que olvidar que la crisis económica y la austeridad que sufrimos desde 2008 han provocado un empobrecimiento general de los sectores populares. El paro, la reforma laboral y los recortes han repercutido en un empeoramiento de las condiciones de la gente al tiempo que unos pocos salían beneficiados por unas políticas diseñadas por y para ellos. En la Comunidad de Madrid, los niveles de pobreza, paro y precariedad han aumentado notablemente. Además, cuando se ha hecho bandera de la CAM como modelo de la recuperación económica y la creación de empleo, siempre se ha obviado que la mayoría de puestos de trabajo generados son precarios y con salarios de miseria. Esto ha generado una realidad cada vez más común: la del trabajador o trabajadora que no puede llegar a fin de mes, y no digamos pagarse el abono transporte.

En este contexto de pobreza y precariedad crecientes, el transporte público se vuelve aún más fundamental si cabe para luchar contra la desigualdad social y para garantizar unas condiciones de vida dignas para toda la ciudadanía. Moverse libremente es un derecho fundamental que sólo puede ser garantizado mediante un sistema de transporte público accesible para todo el mundo. Sin embargo, en una región como Madrid con capacidad de sobra para garantizar los derechos básicos de toda la población, las tarifas de un servicio esencial como es el transporte no han hecho más que aumentar, al tiempo que la capacidad de la gente para poder permitirse pagarlas se ha resentido gravemente, convirtiendo el abono transporte en algo prohibitivo. Además, desde 2012 se han realizado sucesivos recortes en Metro, EMT y Renfe, deteriorando de forma notoria la calidad de este servicio esencial. Por ejemplo, desde octubre de 2012 el Consorcio de Transportes disminuyó en un 14% los trenes en circulación en el Metro, lo que se ha traducido en más esperas y peores servicios. Por otro lado, el mantenimiento de la calidad del servicio ha incidido en unas peores condiciones de trabajo para los y las trabajadoras que se han echado y se echan cada día sobre los hombros una carga que no les corresponde. Por si fuera poco, este empeoramiento del servicio desincentiva gravemente el uso del transporte público en favor del coche, aumentando la congestión diaria de nuestra región y aumentando la contaminación atmosférica en un momento en el que nos lo jugamos todo por el clima.

Por todo ello desde la plataforma Madrid en Transporte Público exigimos que se garantice el derecho a la movilidad en un sistema de transportes limpio, accesible y de calidad. Para ello la Plataforma pide:

  • Un Abono Social de transporte que responda a las necesidades de los diferentes grupos sociales, para que nadie, independientemente de su situación económica o laboral (desempleados, trabajadores precarios o personas sin recursos, entre otros) tenga que prescindir de este derecho; particularmente para el colectivo de desempleados y desempleadas de larga duración que ya no recibe prestación y que entendemos que tendría que tener acceso gratuito al transporte en la CAM.
  • También exigimos revertir los recortes que se han producido durante los últimos años y la mejora de la calidad del transporte público.
  • Y, por último, reclamamos apostar por un modelo de movilidad y de ciudad sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

¡¡En defensa de la #EMT todas a Sol!!

Todos a Sol rojo

Madrid en Transporte Público apoya las concentraciones de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT), el jueves 10 de diciembre en Sol a las 18h, y reclama a Ayuntamiento y Comunidad a que lleguen finalmente a acuerdos para garantizar un Transporte de Autobuses Digno y de Calidad para todos y todas las ciudadanas de Madrid, antes de que la EMT tenga que pasar a nuevas movilizaciones.

La Plataforma “Madrid en Transporte Público” denuncia que los presupuestos del Consorcio Regional de Transporte (CRTM) son claramente discriminatorios con la EMT y acusa a la CAM de pretender hundir a un servicio público que utilizan 402 millones de viajeros al año, lo que supone casi un tercio de todos los viajes realizados en transporte público en nuestra Comunidad.

El presupuesto aprobado por el CRTM para el 2016, con los votos del gobierno de la Comunidad de Madrid, congela por tercer año consecutivo las aportaciones a la EMT y no dedica ni un euro de inversión a la mejora de la flota de autobuses, a pesar de que otros operadores de transporte público (metro, cercanías, buses interurbanos y metro ligero) sí que aumentarán en distinto grado la asignación recibida.

Esta discriminación no responde a ningún criterio técnico y supone una dejación de la responsabilidad que tiene el Consorcio de proporcionar un servicio público de calidad. La EMT es la única empresa de transporte gestionada por el Ayuntamiento de Madrid, aunque es el Consorcio el responsable de fijar la oferta de servicios (número de buses en circulación y horarios). Y paradójicamente, a pesar de que el propio Consorcio admite que hay un aumento de viajeros del 3%, para 2016 la oferta bajará un 3%, lo que significa que se reducirán las frecuencias, con el consiguiente aumento de los tiempos de espera, y se eliminarán líneas de autobuses en sábados y festivos.

MTP viene denunciando repetidamente ante el Consorcio los recortes realizados en el transporte público, así como la gestión opaca y antidemocrática de su funcionamiento, pero el ahogo financiero al que se pretende someter a la EMT y el empeoramiento del servicio de autobuses urbanos de Madrid es absolutamente injustificado y discriminatorio y sólo se puede entender como una maniobra política por parte de la Presidenta de la Comunidad para desgastar al gobierno de la capital.

MTP lamenta esta utilización del transporte público como arma partidista y recuerda el papel central que éste tiene para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y la urgente necesidad de aumentar su peso específico para cambiar las pautas de movilidad, transfiriendo viajes del automóvil a los medios colectivos, en el camino de una ciudad menos contaminada, más amable, justa y sostenible.

Desde Madrid en Transporte Público hacemos un llamamiento a usuarios y trabajadores de la EMT, a las asociaciones ciudadanas, sindicales, ecologistas, y a todas las fuerzas políticas a rechazar estas medidas Y defender el transporte público colectivo.

Amigos, parientes, militantes… La EMT, un refugio para ‘enchufados’ del PP de Madrid

El número de altos cargos de la Empresa Municipal de Transportes de la capital se ha incrementado notablemente en los últimos años. La sección sindical de UGT ha identificado hasta 70 ‘paracaidistas’, personas colocadas a dedo, muchas con vínculos con el PP o lazos personales con la dirección, que cuestan a la empresa 4 millones anuales. La irrupción de ‘jefes’ de fuera ha provocado un cisma en la dirección. Tras el injustificado crecimiento de la estructura de la sociedad en plena crisis, el Ayuntamiento se lamenta ahora del desmesurado gasto en personal y apuesta por una rebaja salarial del 7% para asegurar su viabilidad.

Los llaman paracaidistas porque parece que caen del cielo, pero en realidad entran por la puerta de atrás. Son los ‘enchufados’ de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT), personal que ha ido engordando la estructura de la sociedad y que por supuesto ostenta cargos importantes en el organigrama. No se trata de personal de confianza, aunque sí suelen tener un ‘padrino’ que facilite su incorporación a la empresa, y según denuncian desde las entrañas de la propia EMT, no logran sus puestos mediante los procedimientos ordinarios que exige una empresa pública. La conexión es directa con Génova y el PP de Madrid.

La sección sindical de UGT de EMT lleva tiempo quejándose de esta situación y ha detectado hasta 70 casos de enchufismo, trabajadores que, según el sindicato, han sido colocados a dedo y cobran un nada desdeñable sueldo a cargo del presupuesto público, en muchas ocasiones sin haber aprobado antes un concurso oposición. Vozpópuli ha tenido acceso a esa lista, resultado de una laboriosa tarea, en la que se detallan nombres y apellidos de los miembros de la cúpula de la empresa que han entrado por la puerta de atrás. Entre los que el sindicato identifica como ‘enchufados’ figuran militantes de Nuevas Generaciones del PP, hijos y parientes de miembros del partido, antiguos cargos del Ayuntamiento popular, amigos personales del exdirector gerente, íntimos del exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón… La factura anual de estos sueldos -que incluyen algunos conceptos fuera de convenio- se estima en unos 4 millones de euros. Ahora, con la empresa que gestiona el Ayuntamiento de Madrid en alerta económica, este ‘compadreo’ escuece aún más.

Gran parte de los nombres que conforman ese listado evidencia un trasvase de la corporación local, gobernada por el PP desde 1991, a la empresa municipal. J. L. Morcillo Pérez, sin ir más lejos, es director del área de seguridad de la EMT, pero se le conoce por haber sido inspector jefe de la Policía Municipal, nombrado a dedo por el alcalde Álvarez del Manzano, anulado su nombramiento por “defecto de forma” y confirmado después en el cargo. Tras seis años en la Jefatura y el escándalo por acoso laboral a un agente por el que fue condenado el Ayuntamiento, en 2007 solicitó una excedencia para incorporarse a una compañía privada. Sin embargo, en 2009 no regresó a la Policía, sino que fue colocado en la EMT en el departamento de Seguridad, Salud y Prevención y SACE, un cargo de nueva creación que no existía en el Comité de Dirección del año anterior.

Pero Morcillo no es el único al que le unen vínculos con el Partido Popular ni es un ejemplo aislado de contrataciones anómalas. J. Muelas Martínez, histórico del aparato del PP, es jefe de servicio de Comunicación y Publicidad, categoría que requiere titulación superior; J. C. Reguilón Vázquez, afiliado desde los 18 años a Nuevas Generaciones y miembro del partido figura como jefe de la división de Formación y Desarrollo de la EMT. Y como éstos, hijos de varios abogados del PP, un hijo del hasta abril director general del Consorcio Regional de Transportes, y otros tantos de la cuerda de Gallardón. Por los pasillos de las oficinas del Cerro de la Plata incluso circulan sospechas sobre el parentesco familiar de otros dos altos cargos con el que fuera concejal de Seguridad, Pedro Calvo (cesó por la tragedia del Madrid Arena), y con la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes. Los trabajadores del sindicato aseguran que incluso hay facciones dentro de la dirección y que los directivos de la cantera se quejan del intrusismo de la calle Génova. “El que manda se aprovecha del cargo. Eso lo hacen todos”, explica un conductor.

Una plantilla sobredimensionada en plena crisis

Los datos recabados por UGT-EMT ya fueron expuestos durante la última Asamblea General del pasado mes de julio e indignaron a los asistentes. Sirvan estos números como ejemplo: de los 4 directores que prestaban servicios a la empresa en 2005 se pasó a 9 en 2012, de los cuales 3 son considerados ‘enchufados’ y el resto ascensos; los 5 jefes de división pasaron a ser 23, de ellos 8 elegidos a dedo; los titulados superiores se duplicaron en ese intervalo de 7 años, pasando de 29 a 61; y el número de ayudantes técnicos se elevó de 5 a 45, colocando por criterios personales a 15 de ellos. En total, los puestos en las categorías consideradas como parte de la dirección y los más destacados dentro de los grupos I y II se han incrementado en más de 100: de los 66 empleados en 2005 se pasó a 170 en 2012 (agrupados en la categoría de técnicos en el presupuesto económico de la EMT). Esos 104 nuevos altos cargos respecto al organigrama de 2005 suponen a la empresa un gasto adicional en personal de más de 6 millones de euros anuales.

Desde la sección sindical de UGT explican cómo se empezó a ampliar la estructura de la empresa desde el año 2007, con Javier Conde Londoño, el que fuera en los años noventa presidente de NNGG de Retiro, como máximo responsable de la sociedad. “De repente empezó a aparecer gente por todas partes y a crearse puestos nuevos. No sabíamos ni qué iban a hacer en la empresa muchos de ellos”, comentan. Ante la irrupción de nuevo personal, a los trabajadores veteranos se les intentó contentar con ascensos “a diestro y siniestro”, una maniobra incomprensible en plena crisis que “ha creado una estructura que no es operativa”, según los sindicatos. “Por convenio hay que estar ‘x’ años al servicio de la empresa para poder ascender, pero se ha movido a gente como han querido”. Incluso los propios directores reconocen la existencia de ‘paracaidistas’, denuncia UGT.

Del mismo modo engordó el plantel de conductores, obreros y subalternos, justificado según las fuentes consultadas por la puesta en marcha del Búhometro (servicio nocturno suprimido este año que requirió 101 nuevos conductores ahora recolocados como correturnos), necesario refuerzo de los talleres al aumentar la carga de trabajo y la creación de líneas especiales (173, 174, 176, 178…). Vozpópuli se ha puesto en contacto con la empresa para conocer las razones que justificaron la ampliación de la plantilla, especialmente de las categorías superiores, sin obtener respuesta alguna.

De un jefe de estación a un equipo directivo completo

Trabajadores de EMT cuentan cómo surgió la necesidad de dar un puesto y unas tareas a todos esos nuevos empleados. Ellos fueron testigos de cómo se crearon nuevas categorías, como la de jefe de departamento -no contemplada en el convenio-, nuevas direcciones como la de Comunicación y Cliente -cuentan que para colocar directamente a José Luis Molinero Calvo como director-, el ya mencionado departamento de Seguridad, o las direcciones propias en cada una de las cinco cocheras de la capital, compuestas por trabajadores con cierta antigüedad a los que reubicaron en puestos superiores, pero también por nuevo personal. Donde antes había un responsable de estación y un par de administrativos o inspectores para ayudar en las tareas de control, ahora hay un equipo directivo completo para hacer lo mismo: un gerente, un jefe de movimiento, un jefe de departamento económico, relaciones laborales, un ayudante de relaciones laborales, dos ingenieros técnicos y tres administrativos. “Son diez personas más por cada cochera, lo que significa 50 sueldos”, se quejaba un trabajador en un programa de radio. Particularmente llamativo es el caso de la secretaria personal del por entonces director gerente Conde Londoño, que fue nombrada gestora del Centro de Operaciones de Carabanchel sin la titulación o experiencia requerida para el puesto, señalan.

Apenas hay rastro de las mejoras que contemplaba el plan Estratégico 2008-2015. Promesas como el aumento de la flota, ampliación del número de líneas o incorporación de nuevas tecnologías se han quedado en el papel… salvo del mantenimiento de toda esa estructura directiva. Curiosamente, el “gasto desmesurado en personal” fue una de las razones, junto con el descenso de viajeros, que esgrimió el Gobierno local en el último pleno para justificar la idea de las bajadas de sueldo. Se le olvidó al concejal popular mencionar los 7,8 millones que adeuda la gestora de publicidad, causa principal de los números rojos de la empresa. En dicho pleno, celebrado la pasada semana, toda la oposición votó a favor de que sea el Ayuntamiento y no los trabajadores quien asuma las pérdidas derivadas de los errores en la gestión, pero el equipo de Ana Botella sigue aconsejando la “reducción del 7% de los salarios para asegurar el mantenimiento de la plantilla y la continuidad de la EMT en las condiciones actuales”. La idea del ERE para 500 personas también sigue en el aire, un recorte que difícilmente afectará a los cargos amigos.

Fuente: Vozpópuli