Otra Vez, Cifuentes Asfixia la EMT

El Consorcio Regional de Transportes (CRTM), organismo dependiente de la Comunidad de Madrid, y por ende de las decisiones del PP (con Cristina Cifuentes a la cabeza), ha decidido mantener los recortes de servicio en el Transporte Público de superficie que impuso en Madrid capital, así como la supresión de líneas en domingos y festivos, aunque el compromiso de este partido fue que, cuando aumentase la demanda, se revertiría la situación.

El aumento de viajeros ha sido de un 6%, pero la oferta solo lo hace en un 0,8% y eso a pesar de que los vecinos y vecinas vienen reclamando sistemáticamente más dotación en las líneas, modificar las mismas (ya que las necesidades de los barrios han cambiado) y dar servicio a zonas que están desatendidas.

Una vez más, la ciudadanía sufre las consecuencias del juego político y utiliza nuestras necesidades, respecto a la movilidad, como moneda de cambio: asfixiar a EMT, supone desprestigiar la imagen del Ayuntamiento de Madrid, por quien está gestionada, en cambio aumenta en mayor medida el Metro así como los operadores de transporte privados (Metro ligero y autobuses periféricos) ya que dependen directamente de la CAM.

Y en medio estamos las personas, a quienes afecta directamente y que no tenemos otros medios para acudir a nuestro trabajo, centro de estudios o salud, etcétera, pero para la ambición de Cifuentes nuestras necesidades no son lo importante, ya que su objetivo es aniquilar un adversario para subir puntos en su ranking político, convirtiéndonos en meros daños colaterales.

Se ampararon en la crisis para fulminar nuestros servicios públicos por la vía de la imposición, y pretenden que sigamos siendo quienes paguemos la mala gestión que tanto tiempo llevan haciendo con el dinero de todos y todas.

¡Ya está bien de tomarnos el pelo mintiendo descaradamente y asegurando que su único fin es gobernar para el bien común!

Reivindicamos un Transporte Público asequible y de calidad y desde Madrid en Transporte Público seguiremos luchando por ello, como lo estamos haciendo por el Abono Social.

Anuncios

Enorme victoria para la consecución de un Abono Social de Transportes en Madrid

si-abono-socialEsta tarde, con el voto favorable de Podemos, PSOE y Ciudadanos, ha salido adelante la Proposición No de Ley promovida por Madrid en Transporte Público  para poner en marcha en 2017 el Abono Social en la Comunidad de Madrid. Es una victoria incuestionable para que las personas desempleadas, con pocos recursos y en riesgo de exclusión social, no vean mermado su acceso al transporte público por motivos económicos. Una victoria que es el resultado de la lucha que la plataforma Madrid en Transporte Público inició hace ya tres años para lograr un mejor y más accesible transporte público.

La Asamblea de Madrid, esta tarde, con los votos favorables de Podemos, PSOE y Ciudadanos, ha conseguido doblegar la resistencia del Partido Popular de Cristina Cifuentes para que haya un Abono Social en Madrid y que la Proposición No de Ley promovida por Madrid en Transporte Publico vea finalmente la luz. A partir de ahora deberá constituirse una mesa técnica conformada por “miembros de los partidos políticos representados en la Asamblea de Madrid para acordar los criterios económicos (costes y financiación) y sociales” para que, en el plazo máximo de dos meses, presenten una propuesta de “un Abono Social de transporte a precio reducido, dirigido a personas desempleadas o con escasos recursos, y el establecimiento de un Abono Social de transporte gratuito para las personas pertenecientes a sectores de la población en riesgo de exclusión social y en situación de pobreza extrema”, con el objeto de que en 2017 las personas desempleadas de larga duración cuenten con un Abono Social, y que a lo largo del año se establezcan los requisitos para el resto de personas con derecho al mismo.

Es, sin duda, una gran victoria que nos acerca más a la realidad de que, por fin, Madrid cuente con lo que tantas ciudades europeas (París, Londres, Bruselas…) y más de 20 ciudades españolas ya disponen. Un logro que no habría sido posible sin el intenso trabajo desempeñado por las personas y organizaciones que hace tres años crearon Madrid en Transporte Público. Tres años repletos de acciones, asambleas, concentraciones, cartas, reuniones y convocatorias con un solo objetivo: el de conseguir que las personas más afectadas y desfavorecidas por la crisis y el reparto desigual de la riqueza no vean mermada su capacidad de acceso al transporte público, necesario en una comunidad como la de Madrid. El Abono Social ha sido una de las demandas principales de la nueva política de transportes que reclamábamos para que en Madrid hubiera un transporte público mejor.

Desde Madrid en Transporte Público queremos mostrar nuestra enorme satisfacción por haber llegado a este punto del camino, y queremos compartirla con todas las personas y organizaciones que en todo este tiempo nos han mostrado su apoyo, caminando y peleando a nuestro lado.

Se abre un escenario favorable: en los próximos dos meses la mesa técnica tendrá que tener unas primeras conclusiones, por lo que será necesario que el amplio apoyo social demostrado en estos tres años se haga aún más visible y permita que el Abono Social no quede sepultado en oscuras negociaciones, escrituras ambiguas o entramados jurídicos. Ahora más que nunca, es el momento de que la población madrileña exijamos lo que consideramos un derecho fundamental. Porque no queremos que la estafa del supuesto Abono Social “vendido” por Cristina Cifuentes en la campaña electoral de las últimas elecciones autonómicas se vuelva a repetir.

Llegados hasta aquí, no podemos dar marcha atrás. Si hace un año conseguimos el Abono Joven, y la ampliación hasta los 7 años de edad la gratuidad del transporte, ahora podemos lograr un Abono Social. Por eso, desde Madrid en Transporte Público iniciaremos las movilizaciones y convocatorias necesarias para mantener la presión y canalizar esta demanda popular. Solo así conseguiremos que, antes de que termine el año, tengamos un Abono Social útil y real.

Agradacemos a Podemos, PSOE y Ciudadanos de la Comunidad de Madrid la voluntad al diálogo, al consenso y la disposición para sacar en marcha el Abono Social.

Jueves: Asamblea, Viernes: Charla, y Sábado: Fiesta por el #Transporte Público

En Madrid en Transporte Público seguimos volcados trabajando en nuestra campaña Contra de los Recortes, por un Abono Social y una Ciudad Limpia, tenemos aún por delante una semana cargadita de eventos: este jueves tenemos asamblea, como siempre abierta a toda aquella o aquel que quiera participar, a las 19h en la sede de Ecologistas en Acción, os esperamos porque todas las voces cuentan y son importantes.

El viernes daremos una charla en el centro social La Brecha para presentar el Abono Social de Transporte necesario y posible que defendemos desde esta plataforma y a hablar sobre la defensa de la movilidad en Vallecas y el problema que ha creado Cifuentes con la línea uno de metro.

Y el sábado os invitamos a la Fiesta por el Derecho a la Movilidad, en Plaza de los Comunes (Plza de las Peñuelas, 3, Metro Embajadores), a partir de las 21h; los fondos irán destinados a financiar la campaña contra los recortes, por un Abono Social y una Ciudad Limpia. ¡¡¡¡¡¡¡Estáis Tod@s invitad@s!!!!!!!!!!

Fiesta 23 AbrilOrden del dia 21 AbrilCharla 22 Abril

Por la necesidad de un #AbonoSocial de Transporte

Cartel Viernes 15AL CONSORCIO REGIONAL DE TRANSPORTES Y A LA CONSEJERÍA DE TRANSPORTES, VIVIENDA E INFRAESTRUCTURAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID

Madrid en Transporte Público somos una plataforma ciudadana compuesta por colectivos sociales, sindicales, vecinales, ecologistas, políticosy personas a título individual unidos con el fin de defender un transporte público colectivo de calidad, que atienda a criterios de sostenibilidad ambiental, de justicia social y equilibrado financieramente. Por este motivo defendemos el derecho a la movilidad de todas las personas, especialmente de aquellas desempleadas, sin prestación social o con recursos económicos escasos.

Desde nuestra constitución hemos defendido la necesidad de un nuevo título de transporte, un Abono Social, para todos los colectivos que carecen de empleo y de prestación social o tienen empleos precarios, sobre todo después de las espectaculares subidas de tarifa que se han producido en los últimos años. De cara a las elecciones municipales y autonómicas llevamos esta reivindicación a los partidos políticos que la acogieron favorablemente.

Cristina Cifuentes, elegida presidenta de la Comunidad de Madrid, prometió incorporar un abono social a los títulos de transporte ya existentes para los desempleados de larga duración, que se pone en marcha el 15 de noviembre de 2015.

Hoy, 5 meses después de aquello, nos vemos obligados a denunciar la irrelevancia de la medida, que ha resultado totalmente electoralista y falsa. En el momento de iniciarse el Servicio Estatal Público de Empleo consideraba desempleados de larga duración 395.400 personas. Sin embargo, el Abono Social de Cifuentes se ha reducido a las personas acogidas al “Programa Activación para el Empleo” que en noviembre de 2015 se reducía a un colectivo de 4.132 personas, debido a los exigentes requisitos que se reclaman para acogerse a este programa y cuya duración se reduce a 6 meses. En la actualidad, solamente “disfrutan” de este abono social ¡¡unas 600 personas!! Cuando desde el gobierno de la Comunidad estimaban en 10.000 el número de beneficiarios, con un coste de 660.000 euros.

No hay que olvidar que la crisis económica y la austeridad que sufrimos desde 2008 han provocado un empobrecimiento general de los sectores populares. El paro, la reforma laboral y los recortes han repercutido en un empeoramiento de las condiciones de la gente al tiempo que unos pocos salían beneficiados por unas políticas diseñadas por y para ellos. En la Comunidad de Madrid, los niveles de pobreza, paro y precariedad han aumentado notablemente. Además, cuando se ha hecho bandera de la CAM como modelo de la recuperación económica y la creación de empleo, siempre se ha obviado que la mayoría de puestos de trabajo generados son precarios y con salarios de miseria. Esto ha generado una realidad cada vez más común: la del trabajador o trabajadora que no puede llegar a fin de mes, y no digamos pagarse el abono transporte.

En este contexto de pobreza y precariedad crecientes, el transporte público se vuelve aún más fundamental si cabe para luchar contra la desigualdad social y para garantizar unas condiciones de vida dignas para toda la ciudadanía. Moverse libremente es un derecho fundamental que sólo puede ser garantizado mediante un sistema de transporte público accesible para todo el mundo. Sin embargo, en una región como Madrid con capacidad de sobra para garantizar los derechos básicos de toda la población, las tarifas de un servicio esencial como es el transporte no han hecho más que aumentar, al tiempo que la capacidad de la gente para poder permitirse pagarlas se ha resentido gravemente, convirtiendo el abono transporte en algo prohibitivo. Además, desde 2012 se han realizado sucesivos recortes en Metro, EMT y Renfe, deteriorando de forma notoria la calidad de este servicio esencial. Por ejemplo, desde octubre de 2012 el Consorcio de Transportes disminuyó en un 14% los trenes en circulación en el Metro, lo que se ha traducido en más esperas y peores servicios. Por otro lado, el mantenimiento de la calidad del servicio ha incidido en unas peores condiciones de trabajo para los y las trabajadoras que se han echado y se echan cada día sobre los hombros una carga que no les corresponde. Por si fuera poco, este empeoramiento del servicio desincentiva gravemente el uso del transporte público en favor del coche, aumentando la congestión diaria de nuestra región y aumentando la contaminación atmosférica en un momento en el que nos lo jugamos todo por el clima.

Por todo ello desde la plataforma Madrid en Transporte Público exigimos que se garantice el derecho a la movilidad en un sistema de transportes limpio, accesible y de calidad. Para ello la Plataforma pide:

  • Un Abono Social de transporte que responda a las necesidades de los diferentes grupos sociales, para que nadie, independientemente de su situación económica o laboral (desempleados, trabajadores precarios o personas sin recursos, entre otros) tenga que prescindir de este derecho; particularmente para el colectivo de desempleados y desempleadas de larga duración que ya no recibe prestación y que entendemos que tendría que tener acceso gratuito al transporte en la CAM.
  • También exigimos revertir los recortes que se han producido durante los últimos años y la mejora de la calidad del transporte público.
  • Y, por último, reclamamos apostar por un modelo de movilidad y de ciudad sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

“No me puedo permitir coger el metro o el autobús”

La Cadena Ser ha publicado la entrevista a nuestra compañera Silvia:

Esperando metro 6

La plataforma Madrid en Transporte Público reclama un abono social progresivo para parados porque nadie puede prescindir de este derecho. “Tenemos que buscar trabajo, tenemos que ir al médico, tenemos familia, hijos”

El precio del abono transportes en Comunidad de Madrid oscila entre los 54,60€ y los 131,80€. Silvia lleva cuatro años y 9 meses sin trabajo. Cada vez que tiene que coger el metro, el autobús o el cercanías se los piensa dos veces. Ella no puede comprar el abono, y dosifica el metro-bús con el que paga 1,20€ por viaje .“Ahora tengo que ir a pie a muchos sitios porque no puedo pagar el transporte público, no me lo puedo permitir” se lamenta.

En el intercambiador de Sol, por el que pasan a diario miles de personas, reclama un abono social. “Los desempleados tenemos tanto derecho a utilizar el transporte público como cualquier otro”. “Tenemos que buscar trabajo, tenemos que ir al médico, tenemos familia, hijos”. Silvia forma parte de la plataforma Madrid en Transporte Público que ha iniciado la campaña “Abono Social Ya”. Su objetivo, conseguir que la Comunidad de Madrid apruebe un abono social, por algo tan básico como que nadie, independientemente de su situación económica o laboral, tenga que prescindir de este derecho.

La plataforma está integrada por 39 asociaciones sociales y vecinales, partidos políticos, sindicatos, usuarios y trabajadores del transporte público madrileño. Uno de sus portavoces, Jorge Carajo, califica de “farsa” que tan solo 620 personas se beneficien del abono social para parados de larga duración. Por eso, reclaman que sea gratuito para los desempleados sin prestación, con abonos familiares reducidos y progresivos,. “Sí es posible, porque si se pudo hacer con el abono joven, tenemos que conseguir que se amplíe el abono social”.

Fuentes de la consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, aseguran no haber recibido ninguna información sobre esta petición. Mientras llega la información, Silvia denuncia que tiene que ir a pie o quedarse en casa muchas veces porque “para mi es prohibitivo, no me lo puedo permitir”. 

Firma por un Abono Social de Transporte para personas con bajos recursos y desempleados, aquí: https://www.change.org/p/presidenta-de-la-comunidad-de-madrid-do%C3%B1a-cristina-cifuentes-abono-social-transporte-desemplead-s-ya?recruiter=3436107&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=autopublish&utm_term=mob-xs-share_petition-no_msg

Escucha la entrevista completa aquí:

http://cadenaser.com/emisora/2016/03/27/radio_madrid/1459086076_493238.html

Responsabilidad al planificar la obra en la #L1

No cierre L1

La plataforma ciudadana Madrid en Transporte Público (MTP) apoya la concentración convocada por los trabajadores de la EMT contra el cierres de 25 estaciones de la L1 de Metro por obras durante más de 4 meses.

El gobierno de la CAM ha sacado a concurso el mes pasado la concesión de una obra para corregir afecciones en las bóvedas del túnel de la línea 1 de Metro, modernizar la catenaria y cambiar las vías. Esta obra pretende llevarla a cabo en dos tandas, durante 2016 y 2017, empezando la primera el 21 de Mayo hasta el 30 de septiembre, para lo que se suspenderá el servicio en las 25 estaciones que hay entre Sierra de Guadalupe y Plaza de Castilla. En 2017 volverán a suspender el servicio en el mismo tramo para cambiar las vías.

MTP no pone en duda la necesidad de estas obras en un túnel que tiene 100 años y cuya reforma se plantea con más de 10 años de retraso, pero quiere expresar su preocupación porque en el planteamiento de las obras no se han tenido en cuenta los perjuicios que la suspensión del servicio en 25 de las 33 estaciones de la línea va a causar a los madrileños.

En primer lugar, denunciamos la forma de comunicar el cierre. ¿Cómo es posible que el Ayuntamiento de la capital se haya enterado por la prensa de un tema tan grave? ¿Cómo no se han consensuado previamente fechas y formas de enfocar una obra que va a convertir la ciudad de Madrid en una carrera de obstáculos, dificultando seriamente la movilidad cotidiana de cientos de miles de vecinos? Da la impresión que, para la Sra. Cifuentes, presidenta de la CAM, las obras son un asunto meramente técnico y se olvida de las personas que vamos a ver nuestra vida diaria gravemente afectada. Ni se han molestado en hacer un estudio de movilidad alternativa, ni buscar soluciones para que los impactos sociales y ambientales de la obra sean los mínimos posibles.

No sólo se corta el servicio en la mayor parte de una línea que es la segunda más usada de la red, con conexiones con otras siete líneas y que mueve más de 200.000 viajeros/día, sino que las obras también afectarán a la superficie. Los pozos de ventilación se vallarán para sacar los escombros, afectando al tráfico de superficie, ya sobrecargado por el cierre del metro y que sumará los camiones que retirarán los escombros y transportarán materiales, Todo ello a la vez a lo largo de una línea que atraviesa toda la ciudad de Vallecas a Plaza de Castilla.

Madrid en Transporte Público se suma a la propuesta realizada por la EMT, los trabajadores del Metro y el propio Ayuntamiento de Madrid de hacer la obra por tramos y realizar todas las actuaciones a la vez en cada tramo, para que no colapsar la ciudad ni suspender el servicio 2 veces consecutivas.

Asimismo, denunciamos que se haya sacado a concurso el servicio de autobuses sustitutorios con operadores distintos de la EMT, cuando es la empresa municipal la mejor capacitada para llevar a cabo ese servicio. ¿Pretende con ello la Sra. Cifuentes empezar a privatizar el transporte público de Madrid?

Por todo ello, EXIGIMOS.

  • Realizar el corte por tramos y hacer todas las actuaciones a la vez en cada tramo.
  • Que el Consorcio Regional de Transporte y la Comunidad negocien con la EMT las alternativas sustitutorias al servicio del metro y la forma de financiarlo.
  • Una mayor transparencia en la gestión de la movilidad en la región. La presidenta de la Comunidad ha de darse cuenta de que Madrid no es su cortijo y olvidarse de actuaciones caciquiles. El trasporte público es patrimonio de todos los madrileños y un mínimo sentido democrático exige dar una información veraz explicando por qué se hacen las cosas y cómo se hacen, el diálogo con los agentes implicados y la participación ciudadana para que las afecciones a la movilidad urbana sean las mínimas posibles. Una obra en el Metro no sólo tiene aspectos técnicos y económicos, sino que afecta a los usuarios del mismo, al tránsito de superficie y a la calidad de vida de las personas que vivimos en esta ciudad.

Por todo ello, convocamos a toda la ciudadanía a concentrarse el Jueves 10 de Marzo a las 16h, en la Asamblea de Madrid. (estación de cercanías Entrevías-Asamblea de Madrid)

Muévete contra los #recortes, por un #abono social y una ciudad limpia

La crisis económica y la austeridad que sufrimos desde 2008 han provocado un empobrecimiento general de los sectores populares. El paro, la reforma laboral y los recortes han repercutido en un empeoramiento de las condiciones de la gente al tiempo que unos pocos salían beneficiados por unas políticas diseñadas por y para ellos. En la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP de la Púnica, de la Gürtel y de la estafa de Caja Madrid durante más de 20 años, los niveles de pobreza, desempleo y precariedad han aumentado notablemente. Además, cuando se ha hecho bandera de la CAM como modelo de la recuperación económica y la creación de empleo, siempre se ha obviado que la mayoría de puestos de trabajo generados son precarios y con salarios de miseria. Esto ha generado una realidad cada vez más común: la del trabajador o trabajadora que no puede llegar a fin de mes, y no digamos pagarse el abono transporte.

En este contexto de pobreza y precariedad crecientes, el transporte público se vuelve aún más fundamental si cabe para luchar contra la desigualdad social y para garantizar unas condiciones de vida dignas para toda la ciudadanía. Moverse libremente es un derecho fundamental que sólo puede ser garantizado mediante un sistema de transporte público accesible para todo el mundo. Sin embargo, en una región como Madrid con capacidad de sobra para garantizar los derechos básicos de toda la población, las tarifas de un servicio esencial como es el transporte no han hecho más que aumentar, al tiempo que la capacidad de la gente para poder permitirse pagarlas se ha resentido gravemente, convirtiendo el abono transporte en algo prohibitivo. Además desde 2012 se han realizado sucesivos recortes en Metro, EMT y Renfe, deteriorando de forma notoria la calidad de este servicio esencial. Por ejemplo, sólo en 2013, el Consorcio de transportes disminuyó en un 14% los trenes en circulación en el Metro, lo que se ha traducido en más esperas y peor servicios. Por otro lado el mantenimiento de la calidad del servicio ha incidido en unas peores condiciones de trabajo para los y las trabajadoras que se han echado y se echan cada día sobre los hombros una carga que no les corresponde. Por si fuera poco, este empeoramiento del servicio desincentiva gravemente el uso del transporte público en favor del coche, aumentando la congestión diaria de nuestra región y aumentando la contaminación atmosférica en un momento en el que nos lo jugamos todo por el clima.

Por todo ello desde la plataforma Madrid en Transporte Público exigimos que se garantice el derecho a la movilidad en un sistema de transportes limpio, accesible y de calidad. Para ello la Plataforma pide un abono social de transporte que responda a las necesidades de los diferentes grupos sociales, para que nadie, independientemente de su situación económica o laboral (desempleados, trabajadores precarios o personas sin recursos, entre otros) tenga que prescindir de este derecho. También exigimos revertir los recortes que se han producido durante los últimos años y la mejora de la calidad del transporte público.

https://twitter.com/DerechoAMoverse

https://www.facebook.com/MoverseEsUnDerecho